El Hombre Equivocado

Jamás olvidaré la primera vez en mi vida que leí un libro de John Katzenbach…

“El Psicoanalista” iniciaba así: Feliz cumpleaños, doctor, bienvenido al primer día de su muerte; en él con Frederick Starks como protagonista aprendí que no te tienen que matar para quitarte la vida, con que te acaben emocionalmente es suficiente. Te comparto que al leerlo me daba taquicardia y me salieron ojeras ¡así de intensa es su redacción!

“El Hombre Equivocado” es el tercer libro que leo de este autor. La historia me atrapó de inmediato, ya que le pudo haber sucedido a varias mujeres que conozco.

Ashley Freeman, una niña bien, a quien sus papás envían como estudiante de historia y arte a Boston, tiene un –one night stand- con Michael O´Connell. Ella, con el paso del tiempo, descubre que él es un stalker de lo peor. Michael logra llevar al límite la vida de su padre, un profesor universitario; de su madre, una abogada, y de la pareja de su madre, una profesora de deportes.

Michael se convierte en un psicópata obsesionado con Ashley; él decía que los mejores depredadores trabajan de noche, ya que aprenden a detectar sombras  y todo tipo de movimientos que de día pasarían desapercibidos. A Michael,  nada ni nadie lo detiene; imagínate que estaba tan loquito que  mataba a los gatos de su vecina y los guardaba en el congelador de su casa.

Con esta obra, Katzenbach se mantiene en mi vida como el maestro en la redacción del  suspenso psicológico, y aunque leerlo me saque ojeras + taquicardia, yo no claudicaré, seguiré siendo su fan.

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *